Neuquén obtuvo un reconocimiento internacional por la resolución alternativa de conflictos

En reconocimiento al trabajo que viene realizando la Provincia en materia de resolución de conflictos, el área de mediación comunitaria recibió esta mañana la distinción de “Neuquén ciudad mediadora”, otorgada por el Foro Internacional de Mediadores Profesionales (Fimep) y la Universidad de Loyola, España. De esta manera se convierte en la segunda provincia del país y la primera de la Patagonia en recibir este reconocimiento.

El encuentro tuvo lugar en el Salón Azul de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) y fue presidido por el ministro de Deporte, Cultura, Juventud y Gobierno, Juan Pablo Prezzoli, quien estuvo acompañado por la embajadora del Fimep en la Argentina, Alicia Millán; el director de Resolución Alternativa de Conflictos, Nicolás Bavio y el secretario general de la Universidad Nacional del Comahue, Atilio Sguazzini Mazuel.

En la ocasión, Prezzoli expresó que “nos enorgullece recibir este reconocimiento porque es el resultado del trabajo en equipo de la Dirección General de Resolución de Conflictos, el cual comenzó hace muchos años, pero a partir de 2016 tuvo la tarea de multiplicar la territorialidad de lo que ya se venía llevando adelante, a partir de la propia demanda de la ciudadanía. Lo que buscábamos con esta estrategia era interpretar la necesidad ciudadana para encontrar canales de accesibilidad a la Justicia”.

Precisó que “a partir de los resultados obtenidos se han encontrado espacios de resolución alternativa de conflictos que han contribuido a generar una convivencia armónica y una reducción de la judicialización de las controversias”. Al mismo tiempo, sostuvo que “se trabajó activamente junto a los gobiernos locales en la identificación de los procesos de conflicto. Los gobiernos locales son quienes están en la trinchera y a su vez, la instancia más inmediata en materia de conflictividad. Muchas veces no cuentan con las herramientas para lograr ese acceso a justicia, que probablemente genera también una escalada de violencia e incertidumbre”.

En este sentido, manifestó que “se fortaleció y capacitó el recurso humano provincial, que es la clave para lograr la resolución alternativa de conflictos comunitarios. Pero también se trabajó en la articulación de poderes, como con el Ministerio Público Fiscal, con la Policía de la provincia de Neuquén y con el sistema educativo”.

Indicó que “con esto se cumple ni más ni menos que con uno de los ejes que nos ha planteado el gobernador Omar Gutiérrez, que es trabajar en materia de accesibilidad, en este caso de acceso a la Justicia. Los desafíos son muchos, pero este tipo de distinciones son las que alimentan y acompañan el esfuerzo de un equipo que viene pujando por el crecimiento. Muchas veces es necesario ser reconocido para tomar más fuerza.  Probablemente no dimensionemos del todo lo que se está logrando. Que más de 1.500 controversias se hayan resuelto por la vía del diálogo, sin llegar a la violencia o una instancia judicial, es la gran noticia”.

A su turno, Millán dijo que “se trató de un trabajo muy arduo no sólo por parte de los mediadores profesionales sino de todos los que confiaron en la mediación, en el poder de la palabra y en construir puentes de paz”.

En cuanto al reconocimiento otorgado, manifestó que “pasó por un exhaustivo examen, cuyos controles fueron superados ampliamente, con lo cual Neuquén hoy se convierte en la segunda Ciudad Mediadora del país y la primera en la Patagonia”.

En representación de la UNCo, Sguazzini Mazuel, expresó que “nos sentimos gustosos de abrir las puertas de nuestra universidad pública para la construcción de espacios amigables”. Explicó que “hoy, uno de los problemas que tenemos en la Argentina, es que a veces la resolución de una tensión termina siendo legalizada, y es porque no hemos dado la oportunidad del encuentro de la palabra. Ese encuentro donde podamos reunirnos, mirarnos y construir un escenario que permita resolver situaciones de tensión”.

Felicitó al gobierno, en representación de los funcionarios presentes, por llevar adelante este tipo de iniciativas y dijo que “desde la Universidad se están llevando adelante procesos semejantes, a través de lo que significan los convenios colectivos de trabajo, hemos organizado un área que tiene que ver con la mediación laboral, en el cual estamos dando nuestros primeros pasos.”

Bavio agradeció la distinción y detalló que “a lo largo de estos años, hemos ayudado a los vecinos a solucionar problemas por medianeras, ruidos molestos, mascotas agresivas y demás”.

En la actualidad, la Provincia cuenta con diez centros de mediación, en los que más de 1.500 personas han logrado acuerdos, desde 2016 a la fecha. Fue a raíz de esos y otros logros, que la Fimep le otorgó la certificación internacional “Neuquén ciudad mediadora” que refiere a los ejes de liderazgo, sostenibilidad y responsabilidad social.

Cabe destacar que el programa de Mediación Comunitaria también fue reconocido con la Bandera de la Paz, que otorga la organización Mil Milenios de la Paz.

Prezzoli expresó que “lo que buscábamos con esta estrategia era interpretar la necesidad ciudadana para encontrar canales de accesibilidad a la Justicia”.